2013-08-27 : GREGORY WITT, amor por las maquinas

Para aquellos que solo buscan la funcionalidad en la vida, un mecanismo no es más que la evolución de la invención de la rueda, algo práctico, pero para otros cada engranaje es un homenaje a la capacidad humana. Algunas personas tienen una especial fascinación por lo industrial, lo mecánico, por observar, entender y recrearse en el básico funcionamiento de una máquina. Gregory Witt es uno de estos últimos y además es artista.




Su planteamiento estético propone cuestiones tan interesantes como "Estoy pensando en herramientas, instrumentos. Si utilizamos el conocimiento científico para construir maquinas que nos permiten profundizar en el conocimiento, entonces estas herramientas son en sí mismas representación de ese conocimiento, así como un medio para encontrarlo. Si todo está hecho de partículas, entonces, ¿cómo es una habitación de partículas?" Lo cual se traduce en grandes instalaciones mecánicas hechas de madera, poleas y foam, algo parecido a ampliar al extremo el interior de un juguete. Pero su trabajo va un paso más allá, conectando de forma básica movimiento, sonido y volumen, creando esculturas de gran belleza estética.



Gregory Witt creció en Indiana, donde completó una licenciatura en Escultura en la Universidad de Indiana en 2005. Desde 2006, ha estado viviendo y haciendo arte en Pittsburgh, donde obtuvo su MFA de la Universidad Carnegie Mellon en 2009. Ha expuesto en distintos lugares en los EE.UU. En nuestra sección de vídeo puedes ver más obras suyas en acción.