2016-11-08 : THEIS WENDT, la desilusión como arte

Es difícil darse cuenta de que vivimos en una mentira, que la realidad podría no ser lo que creíamos. Solo en pequeñas ocasiones vislumbramos los barrotes de esta jaula de cristal, nuestra mente, educada y condicionada para ver y creer una ilusión aceptada socialmente. Y en este sentido hay que reconocer que es todo un arte. Sutil y poético, Theis Wendt nos pone un espejo delante, su obra, y nos invita a cuestionarnos qué es esa realidad, pero al mismo tiempo… ¿Es realmente un espejo?



Nacido en Copenhagen en 1981, Wendt lleva diez años de imparable carrera artística, con más de doce exposiciones individuales y muchas más colectivas. Su obra tiende hacia instalaciones de gran formato, normalmente concebidas para un sitio específico (la sala de exposición), con una estética bastante cruda. Sin embargo la belleza en su obra viene cuando nos cuestionamos su existencia, cuando prestamos atención a los detalles. A través de materiales comunes, reproducciones y simulaciones, Theis nos tiende una trampa, nos muestra un truco barato para después sabotear genialmente lo que creímos era una bella ilusión.