2013-04-19 : AILI SCHMELTZ, reciclando utopias

Cuando hablamos de utopia, normalmente nos hacemos a la idea de que es un lugar en el futuro, pero la vida nos enseña que el futuro no existe como tal, solo el momento presente y nuestro futuro se va configurando con las acciones y decisiones que tomamos en el momento actual. Si queremos vivir en ese idílico lugar, quizás deberíamos empezar por considerar el presente como una especie de utopia, donde esculturas como las de Aili Schmeltz conforman un nuevo paisaje.



Inspirada en parte por el paisaje de Los Angeles, ciudad donde reside, y por las contradicciones inherentes a ese paisaje, entre lo artificial y lo natural, sus obras representan esa paradoja entre belleza y desecho. Tal y como ella misma lo define: "Estas estructuras híbridas son materializaciones, restos de un ideal que nunca fue y nunca podrá ser. Como monumentos caídos a una filosofía utópica, que funcionan como reliquias de un "buen lugar" y un "no lugar". Son afirmaciones de un futuro brillante y un pasado caído, recontextualizando y recombinando materiales al mismo tiempo nostálgicos y futuristas. [...] En parte arquitectónico, en parte fósil, en parte potencial: estas obras utilizan materiales de construcción desechados que parecen haber cristalizado en un proceso de estratos 'natural', que han experimentado una transformación filosófica aún por cumplirse."