2013-06-20 : WILLIAM MILLER, sueños de un liquido revelador

El cuerpo humanos se compone de agua entre un 65 y un 75%, visto así, estamos más cerca de ser un fluido que un cuerpo solido, especialmente en verano, cuando parece que todo se derrite. Bromas aparte, la experiencia de la vida humana está más conecta con esa naturaleza liquida: Fluir. Observar atentamente un remolino de distintos fluidos resulta una experiencia contemplativa tan intensa como una meditación. Y llevando todo esto al terreno estético, nos encontramos con experimentos fotográficos como los de William Miller.



Quizás hayas visto en alguna ocasión una de sus populares Ruined Polaroids, sino a continuación te mostramos algunas de ellas. Pero aunque estás Polaroids sean quizás sus obras más difundidas, debido a su riqueza cromática. El resto de su obra merece especial mención y atención, a través de series como Gowanus Canal, Medium Study o Athazagoraphobia se puede apreciar el discurso estético que reside de fondo en todas sus series y experimentos: Un especial interés que el componente abstracto inherente a la realidad que nos rodea, y al mismo tiempo una capacidad auto-reflexiva sobre la fotografía como medio de expresión.