2014-05-20 : BJOERN SCHUELKE, el arte de observar

Aunque el tema de los drones es algo muy de actualidad, no es para nada nuevo, al menos para Bjoern Schuelke quién lleva explorando este concepto y el tema del espionaje y la vídeo-vigilancia en sus obras desde el año 2002, cuando empezó a construir su serie Drone. Esta no es la única obsesión temática del artista alemán, en su obra confluyen sus interés por la ciencia, la astronáutica, la tecnología y la música, dando como resultados híbridos robóticos de funciones básicas, pero con un refinado aspecto estético.



Construidas a base de fibra de vidrio, aluminio, madera, circuitos, paneles solares, motores, bombas de aire, sensores de movimiento, vídeo-cámaras y pantallas, las esculturas e instalaciones interactivas de Schuelke buscan el integrar al espectador en una especie de maquina absurda, tema clave en su obra, herencia del Dadaismo y la obra de Jean Tinguely, cuestionando así al espectador sobre su relación con la tecnología moderna.