2014-05-27 : THOMAS ALBDORF, la paja en el ojo

"El auténtico viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos." Con esta cita de Marcel Proust se nos presenta Thomas Albdorf, un joven fotógrafo de Viena fascinado por lo casual y por la belleza intrínseca en la combinación de cotidianidad, azar y acción humana. Un tema que vuelve una y otra vez a nuestras páginas, entre el contenido que seleccionamos, por un solo motivo: la capacidad de ver belleza y singularidad en nuestro entorno y saber mostrarla.



En este caso, Thomas no es un mero fotógrafo dedicado a capturar lo que ve, sino que toma parte activa en la creación de su universo estético. Su obra habla por si misma: primero nos muestra su alto grado de observación, destacando su interés por los objetos industriales, especialmente en combinación con el paisaje. Segundo, cuando la realidad no es suficiente entra en juego la creatividad convertida en acción, a través de intervenciones e instalaciones, creando juegos estéticos sutiles que pasan desapercibidos dentro esta realidad extraña, casual y en muchas ocasiones sinsentido. Y tercero, cuando este tipo de intervenciones no son suficientes, entra en juego otro nivel más a través de la manipulación digital de las fotografías, añadiendo cierto tipo de pequeñas alteraciones sin gran importancia que pasan otra vez desapercibidas a simple vista, pero que terminan por determinar un mensaje continuo en la obra de Albdorf, una especie de invitación al placer de observar con ojos inocentes.