2014-07-03 : JAMES JEAN, fantasías de una mente épica

Citar a la firma Prada y al grupo de música Linkin Park como clientes te puede hacer pensar que a continuación te vamos a presentar un ilustrador comercial con un estilo pop y colorido... Y quizás así sea, aunque solo en parte, pues lo que llama la atención de la obra de James Jean es el perfecto equilibrio entre una visión bella, armónica y estilizada y un contenido retorcido, psicodélico e incluso macabro en ciertas ocasiones. Pero eso no es todo, Jean tan pronto hace una ilustración, como un cómic, un cuadro o un mural en la calle, por no decir una escultura, como diseña colección de joyería o una invitación de boda.



El trabajo de este joven artista taiwanés reúne influencias de distintas culturas, especialmente de la parte oriental, con un estilo que recuerda en parte al tatuaje tradicional japonés, pero con altas dosis de surrealismo y psicodelia-pop. Su carrera artística está actualmente centrada en el mercado de arte norteamericano, moviéndose en galerías tanto de Nueva York como de California, las dos grandes escenas del arte contemporáneo en los EE.UU., como Jack Tilton Gallery, Martha Otero Gallery o Jonathan Levine Gallery, entre otras. Su obra ha evolucionado a través de los años, dejando atrás una época colorida más cercana al mundo del cómic y la ilustración comercial, para adentrarse en un estética más sobria y madura, reduciendo su gama de color, pero ganando en detalles.