2014-07-15 : SHIDA, trazos de otro paraíso

Cuando por fin se termina la época de reivindicar un medio como bandera (véase: street art / arte urbano) y poco a poco la moda se va disolviendo, es cuando hay que prestar atención a aquellas mentes inquietas capaces de sorprender o dejar marca propia por encima del eterno "todo está ya hecho". Lo de pintar en la calle por pintar no tiene gracia si no es con un buen motivo, pero sobre todo sino es con una obra solida de fondo. Es decir, conocer tu pasado, tomar referentes de aquello que hay más allá de una escena y ser capaz de expresar tu alma en cualquier formato.



Esto mismo es lo que vemos en la obra del tardío Shida. Que aunque empezó a pintar entre el 2004 - 2006, supo capturar la esencia del boom del street art, especialmente con referentes cercanos al futurism graffiti de She One, Futura 2000, Mr Jago y Will Barras, y mezclarlo con clásicos del expresionismo abstracto como Pollock y Rothko. Aparte de ciertas influencias propias de la pintura paisajista, el cómic y la ilustración.



Cuando eres de un lugar de por si tan lejano como Australia, es normal que tu obra tarde en llegar a las escenas de Europa y America, lo cual ha movido a Shida a viajar por todo planeta, recogiendo influencias y dejando su huella a gran escala. Aunque más que huellas ha dejado criaturas, entre humanoides y alienigenas, acompañadas de animales fantásticos, propios de un paraíso remoto, quizás de otra dimensión.