2014-09-25 : BRYCE WILLEM, distorsión humana

Cualquier persona con un escáner y un poco de curiosidad creativa ha probado a escanear objetos, personas o animales en movimiento ¿Verdad? Desde el fotógrafo que lo usa a modo de cámara digital de gran formato al diseñador gráfico con cierta inclinación por lo artístico. El resultado es siempre algo misterioso y cautivador, cercano a la estética glitch que tan de moda se ha puesto en los últimos años. En este sentido las obras de Bryce Willem no suponen revolución técnica o innovación estética alguna, pero tienen algo que las hacen delicadamente poéticas.



La serie que más no ha llamado la atención dentro de la obra de Willem es Binarium, donde naturaleza y acción humana genera bellas deformidades, las cuales su autor conceptualiza a modo de ejemplo de evolución digital de las especies. Para nosotros la belleza de esta serie reside en la combinación de algo ya perfecto, cualquier forma de la naturaleza, combinado con la fuerza de la acción digital controlada a voluntad. Sin embargo sus más recientes series, Currence I y II, apuestan por un aspecto más minimalista todavía y por un concepto más abstracto (ver las dos últimas imágenes de este reportaje). Lo suyo es un trabajo en progreso, un experimento continuo que a la larga esperemos lleve esta técnica a nuevos resultados estéticos.