2014-10-28 : PAUL HILLER, paraísos atemporales

La realidad con todas sus vueltas, cambios de sentido, curvas, cuesta-arribas y cuesta-abajos se parece más bien a una montaña rusa. Su experiencia puede resultar terrorífica, si dejamos que el miedo nos embargue, pero también se puede convertir en algo divertido, todo depende la perspectiva, como siempre. Por ejemplo, si dejáramos que fuera Paul Hiller quien nos la mostrara a través de su objetivo seguramente nos quedaría una sensación placentera, dulce y hasta nostálgica.



Esas sensaciones que nos producen las fotografías de Paul son precisamente generadas a través de una medida sobrexposición de la realidad y un cuidado uso del color. Entre sus temas preferidos a la hora de fotografiar se encuentra el paisaje urbano, pero sobretodo los parques de atracciones. Lugares generalmente ruidosos que en sus fotos parecen paraísos de la felicidad y la tranquilidad. Esta es sin duda su serie más celebrada, para la cual ha recorrido parques en lugares tan distantes y fascinantes como Coney Island, Yokohama, Tokyo, Bejing, Bottrop y Kalkar. Hiller terminó recientemente sus estudios en la Academia de Bellas Artes de Munich, pero ya es considerado una de las promesas dentro de la fotografía alemana, será no solo por la calidad, sino también por la calidez emotiva de su trabajo.