2014-12-09 : ALEJANDRO DURÁN, contaminar no es un arte

Hace poco, mientras veíamos un vídeo grabado en Chernobyl, meditábamos sobre la increíble capacidad creadora de la naturaleza, del planeta Tierra, en contraposición con la capacidad destructiva del ser humano. La conclusión a la que llegamos es que la naturaleza está muy por encima de nuestras acciones, y que precisamente toda esa contaminación humana solo significará la aniquilación de nuestra propia especie... ¿La naturaleza? Ella seguirá su propio curso y seremos olvidados. Con esto no queremos decir que no debamos cuidar del medio ambiente, sino hacerlo por nuestro propio bien y el de las generaciones por venir.

Uno de estos muchos problemas que hemos generado es la cada vez mayor invasión de plásticos que sufren los océanos y costas. Sobre este tema el fotógrafo mexicano Alejandro Durán ha basado su más reciente trabajo: Washed Up.



Esta serie de fotografías es un proyecto aún en proceso a través del cual quiere llamar la atención sobre esta contaminación y su efecto en las costas de la reserva natural de Sian Ka’an, México. Obviamente el efecto real no es tan estético, ni bello como en las fotografías creadas por Alejandro, el cual se ha dedicado a recolectar basura arrastrada por las corrientes oceánicas y organizarla por colores, creando composiciones estéticas desde un punto de vista visual... Sin embargo, dar un paseo por la playa es una experiencia estética en todos los sentidos, sin necesidad de sortear residuos, algo tendremos que hacer al respecto ¿No?