2015-01-20 : GONZALO FUENTES, el lienzo como espacio infinito

Una de las grandes preocupaciones de una mente joven es descubrir su propósito de vida, encontrar un objetivo que marque las líneas a seguir. Pero solo hay una manera de hacerlo, perseguir un sueño con todas tus fuerzas, que cada gesto sea un paso más en tu camino, y si ese camino es la pintura, cada pincelada debe ser una honesta y decidida obra, una nueva realidad. Sin duda, el joven Gonzalo Fuentes (Málaga, 1991) tiene ese objetivo claro y camina hacia él.



A pesar de haber terminado muy recientemente su Máster Oficial en Investigación en Arte y Creación, Gonzalo apunta ya maestría en lo que fue su primera exposición individual, Juegos de Construcción (2014) en la Sala de exposiciones de la Facultad de Bellas Artes de Málaga. En ella presentó una obra sólida, interesante y actual, propia de una clara visión, tal y como él mismo comenta: "la pintura me permite recrear un mundo paralelo, donde aislarse y reflexionar acerca del nuestro. Existe en mí una intención de llevar al espectador a una espacialidad ambigua, en la que poder adentrarse aunque no sin cierto misterio y extrañeza". Dicho espacio es una versión semi-abstracta de la realidad, donde las dimensiones se pliegan, solapan y crean infinitas posibilidades de color para aquellos espectadores en busca de nuevas esperanzas y emociones artísticas.