2015-02-03 : JON ANDER, descendencia pop

La invención o mejor dicho, la definición del Arte Pop tuvo unas consecuencias para la historia del arte de proporciones inmensurables, para bien y para mal. Pero dicho evento solo pudo tener lugar debido a una lógica consecuencia, resultado de años de publicidad y cultura de masas. Desde entonces todo aquello que nos ha definido como seres humanos emocionales, especialmente en la infancia, ha constituido la influencia más profunda en las nuevas generaciones de artistas, dando lugar a obras como las de Jon Ander García Benítez.



Nacido en 1989 en Bilbao, Jon es sin duda hijo de su época y como tal sus esculturas recuerdan fragmentos perdidos en la memoria de superhéroes, videojuegos, mangas y animes. Son piezas hiper-coloridas a medio camino entre el diseño gráfico, el objeto decorativo y la escultura pop, que bien podrían ser el premio de un nuevo nivel superado, un poder extra o un fetiche para coleccionistas.

Fuera de contexto, el poder iconográfico de las obras de Jon permiten al espectador divagar sobre sus múltiples posibilidades simbólicas, especialmente sobre las paredes blancas de una galería de arte o museo. Precisamente a partir del día 5 de Febrero se pueden ver en la Sala de exposiciones de las Juntas Generales de Bizkaia (Sala Foral) en Bilbao, junto a la obra de su hermana María García Benítez que bajo el título de Hijos de SonGoku presentan, de forma conjunta y complementaria, esa visión pop propia de una sociedad mediatizada, fiel heredera de una infancia bien nutrida visualmente.