2015-10-27 : DANIEL MOCHI, lenguaje universal

La pintura es una de la expresiones artísticas más antiguas, obviamente, aunque seguramente sus orígenes no fueron por motivos estéticos, sino por su carácter ritual. Un carácter que de un modo u otro sigue presente en la pintura: el hacer realidad una visión. No se trata de hacer una visión lo más realista, sino quizás lo más simbólica posible. Y es precisamente ese código de símbolos el cual se mantiene fiel a sus orígenes. Las obras de Daniel Mochi no son un homenaje a ese mundo tribal e indígena, son parte de esa naturaleza humana.



Nacido en Argentina y afincado en Buenos Aires, Mochi nos recuerda a través de su pintura que todo ser humano pertenece a una gran raza. Si el arte es una expresión del individuo y su entorno, el entorno de Daniel es un contexto global que bien podría conectar con las pinturas ancestrales de América del norte, de Sudamérica, África u Oceanía. Pero su viaje visual no solo nos muestra las semejanzas entre distintas culturas, también nos muestra el paso del tiempo y la evolución, desde la figuración (sus primeras obras se encuentran más cercanas a la ilustración) a la abstracción, liberando el color sobre el lienzo, cada día un paso más universal.