2016-01-26 : DAVID JIEN, una historia reptiliana

Hay artistas que dedican una vida completa a contar una historia sin principio, ni final, un estudio de otra realidad, la creación de un universo que se expande obra tras obra, ilustración tras ilustración o página tras página, como sucede con el Codex Seraphinianus de Luigi Serafini. Obras propias de un loco o un genio, es la definición que los mortales pueden dar al autor de tal labor. Algo de todo esto se da en la obra de David Jien, que no solo recuerda al imaginario de Serafini, también a la estética de mitos y leyendas, así como cuentos del lejano oriente.



David nació en 1981 en Los Angeles, y allí sigue afincado creando su universo paralelo, un lugar que resulta familiar y extraño al mismo tiempo, con claras raíces en la cultura tradicional asiática, pero con añadidos puramente pop de los Estados Unidos. En realidad Jien está contando su propia historia, cada personaje tiene su razón de ser, todos están vinculados y año tras año esa historia continúa con nuevas obras donde el sexo, la mitología, el humor y la fantasía van de la mano. ¿Hasta que punto David Jien es un esclavo de su obra, de su propia locura? No lo sabremos hasta que lleguemos al final.