2016-03-03 : CLEMENS FÜRTLER, el viaje como destino

No cabe duda que la naturaleza es una creación asombrosa, el ser humano, como parte de esa naturaleza, es además doblemente fascinante por su capacidad creadora. Una creación dentro de otra, solo que la “naturaleza” que el ser humano está extendiendo es anti-natura, industrial y gris, pero no por ello falta de cierta belleza. Ciudades, autopistas, vehículos de todo tipo… Ya en su época el Futurismo cayó rendido a los conceptos de velocidad, máquina y arquitectura industrial. En las revoluciones del ser humano todo atiende a una cuestión de tiempo, de velocidad, ya sea en la transmisión de datos o en el desplazamiento de un lugar a otro.



La obra del artista austriaco Clemens Fürtler retoma este mismo viaje. Empezando por sus pinturas, de 1989 hasta 2005, reflejando distintos países y lugares similares, grandes autopistas y horizontes dominados por el asfalto, hasta sus más actual serie Bildmaschinen que incluye la creación de grandes maquetas (instalaciones cinéticas) que recrean a escala un infinito fluir de vehículos que recorren autopistas o railes dispuestos de forma armónica. Este juego de movimiento, luces y sombras son la base de sus fotografías, polaroids, pinturas y vídeos.



Sobre estás líneas puedes ver su más actual y ambiciosa instalación, Bildmaschine 07 que se inaugura hoy en Kunsthalle Bratislava, y estará expuesta hasta el 24 de Abril de 2016. Y en el siguiente enlace: Bildmaschine 01, podéis ver el hipnótico viaje de su primera máquina. La universalidad de la arquitectura del viaje: las estructuras, las vías, los puentes, los tendidos eléctricos, etc. Nos trasmiten una sensación de no-lugar, un placentero viaje infinito sin destino.