2016-07-19 : RATUR, fantasía urbana

Las obras de Ratur nos trasladan a una fantasía urbana, una especie de espejismo mágico contemporáneo donde los límites de la realidad se confunden con los de un sueño o una pesadilla. Tanto el tema de sus obras como su calidad plástica nos puede traer a la memoria la obra de Jean-Pierre Roy, a quien publicamos en el número 031 de Belio, pero su trabajo de calle lo vincula más a la escuela de graffiti hiperrealista de artistas como la Ma'Claim Crew o Man-o-Matic.



Ratur nació en Le Havre, Francia, en 1983. Se licencio en comunicación visual en 2004 en la universidad St Vincent de Paul en Le Havre. Desde 2010 ha expuesto su obra y ha participado en diversos festivales de arte urbano tanto en Europa como en EE.UU.

Bajo la influencia de técnicas clásicas de pintura al óleo e inspirado por la energía del graffiti, Ratur ha desarrollado un estilo dinámico, fusionando obra digital y virtuosismo técnico. En sus pinturas, las caras de los personajes nunca están a la vista. Aparecen explotando, fracturadas o representas en planos secuenciales que superponen su movimiento, preservando siempre el anonimato de los protagonistas. En cambio, las manos de cada figura son hábilmente retratadas y nos expresan toda la intención de cada personaje.